A Valery Larbaud

Luis Cardoza y Aragón

Inquietud,
Inquietud,
Inquietud.
 
¡Sufriendo angustias de poeta:
Alas en los hombros
Cadenas en los pies,
Anhela reposar la Tierra toda,
Su cabeza de niño pensativo,
En el seno maternal de otro planeta!
 
                    ——
 
Vagabundos
En derredor de los muelles,
Crucificando sus almas
En los mástiles de los barcos que se van...
Viendo llevar las anclas,
Ante el crepúsculo naranja y verde,
Construyeron castillos en el aire,
¡Y si sus sueños
Hubiesen sido ciertos algún día,
Existieran fabulosas ciudades de milagro,
Fabulosas, fabulosas, fabulosas!
 
Por las noches, en el cielo,
Un Dios irónico,
Les ofrece un reguero de dollars.
¡Oh! la triste farsa universal,
Ballet russe
Du Mechant Dieu!
LUNA PARK
 
                    ——
 
Inquietud,
Inquietud,
Inquietud.
 
Los yankis
–Ningún yanki tiene más de 15 años
"Y los niños dicen la verdad" –
Aseguran que más tarde,
Dios oirá
Solo las plegarias
Dichas en Inglés
 
                    ——
 
Como los judíos,
–¿Un mismo destino?–
Los rusos se derramaron por el mundo.
 
                    ——
 
"El pan nuestro de cada día"
Tal vez esté compuesto
De trigo de los campos de batalla,
De las estepas rusas
Enormes,
Planas,
Tristes
Como pecho de mujer sin senos,
Y sus raíces
Se hundan en el dolor de nuestros días,
Y la miga futura quizás tenga,
Un lejano gusto de rencor.
 
                    ——
 
Quien no está en el Futuro no existe.
El Futuro empezó ayer.
La brújula no quiere marcar más el Norte,
Bohemia erra la Tierra por el éter,
Se siente fatigado el sol
De nacer siempre en Oriente;
El blanco de ser blanco,
El negro de ser negro,
El Hombre de ser Hombre.
 
 
Luis Cardoza y Aragón, Luna-Park. Poema Instantáneo del siglo 2X (Guatemala: Editorial Universitaria, 2001), 23-6.


2019-10-27 19:21:58 UTC