La melodía de los sueños

Laverne

Los pies pasaron un barro engañoso,
el sonido del oxígeno herrumbrado,
hacía desconfiar en todas las sonrisas.
 
De pronto, los sonidos de algunas
preguntas resuenan en el espacio vacío
       de la cabeza que piensa en opciones de
                         salida a la obvia contradicción,
 
El dulce sabor ausente de esos labios
          crea problemas en aquella atmósfera
                   de las futuras preguntas sobre el poema,
 
las revoluciones de las palabras
                 escondidas ya no pueden
                       jugar el ajedrez del amor militar,
 
Las ideas trotkas retumban en el pasado superado
                                      de la primera revolución obrera.
 
LOS SONIDOS SUENAN CADA VEZ
                            MÁS FUERTE EN MAYÚSCULA.
 
TU SOBACO DE OBRERA
                          ME SUENA A MELODÍA
                                                             GITANA,
 
LAS FRASES EN
minúscula suenan más suave
cuando quiero
escuchar
la
 
me
lo-
día
 
d
e
 
l
o
s
 
s
u
e
ñ
o
s
.


2019-09-03 04:17:50 UTC