Fernando António Nogueira Pessoa (1888, Portugal - 1935, Portugal)

Fernando Pessoa
Lisbon Revisited (1926)
2019-05-06 21:46:32 UTC

Nada me ata a nada.
Quiero cincuenta cosas al mismo tiempo.
Anhelo con una angustia de hambre de carne
no sé bien que:
definidamente lo indefinido...
Duermo inquieto y vivo en un soñar inquieto
del que duerme inquieto, a medias soñando....

Libertad
2019-04-03 22:25:28 UTC

(Falta una cita de Séneca)
¡Ay qué placer
no cumplir un deber,
tener un libro que leer
y dejarlo de hacer!
Leer es cosa pesada,
estudiar es nada....

Poema en línea recta
2019-03-21 19:19:03 UTC

(Álvaro de Campos)
 
Nunca he conocido a nadie a quien le hubiesen molido a
palos.
Todos mis conocidos han sido campeones en todo.
 
Y yo, tantas veces despreciable, tantas veces inmundo,...

¿QUÉ? ¿Valgo más que una flor?
2019-01-19 02:50:00 UTC

¿QUÉ? ¿Valgo más que una flor
porque ella no sabe que tiene color y yo lo sé,
porque ella no sabe que tiene perfume y yo lo sé,
porque ella no tiene conciencia de mí y yo tengo conciencia de ella?
 
¿Pero qué tiene una cosa con la otra...

Tomamos la villa tras un intenso bombardeo
2019-01-17 22:14:00 UTC

La criatura rubia
yace en medio de la calle.
Tiene las tripas fuera
y por una cuerda suya
un tren que ignora.
 
La cara es un haz
de sangre y de nada.
Luce un pececito
–de los que flotan en las bañeras–
junto al camino....

Todas las cartas de amor son
2018-12-12 13:45:00 UTC

Todas las cartas de amor son
ridículas.
No serían cartas de amor si no fueran
ridículas.
 
En mis tiempos también escribí cartas de amor,
como las demás,
ridículas.
 
Las cartas de amor, si hay amor,
tienen que ser...

En la víspera de no partir nunca
2018-12-11 02:18:00 UTC

En la víspera de no partir nunca
por lo menos no hay que hacer las maletas
no planes sobre el papel,
con involuntario acompañamiento de olvidos,
para el partir aún libre del día siguiente.
 
No hay que hacer nada...

Poemas inconjuntos (extracto)
2018-11-11 15:45:00 UTC

No basta abrir la ventana
para ver los campos y el río.
No es bastante no ser ciego
para ver los árboles y flores.
También es necesario no tener filosofía.
Con filosofía no hay árboles: hay sólo ideas.
Hay sólo cada uno de nosotros, como un sótano....